Biotecnologías de última generación para el Paraguay

Biotecnología de última generación en soja y maíz para Paraguay fue el tema de la disertación del doctor Hugo Campos, gerente de Asuntos Regulatorios de Monsanto Latinoamérica Sur, en el segundo congreso de Ciencias Agrarias desarrollado en la Universidad Nacional de Asunción del 21 al 23 de marzo. El trabajo presentado ante un nutrido número de participantes fue elaborado conjuntamente con el ingeniero agrónomo Martín Escobar de Monsanto Paraguay.

Campos destacó que Monsanto es la única empresa que en la actualidad está desarrollando biotecnologías de última generación para el productor paraguayo, lo cual es muy importante, porque las biotecnologías de última generación le ofrecen mucho más ventajas al productor que las biotecnologías más antiguas.

Destacó que el objetivo de la compañía es que el productor paraguayo compita en igualdad de condiciones ante sus competidores del Mercosur y para eso es fundamental que usen biotecnologías de última generación dentro de un ámbito de buenas prácticas agrícolas que incluya en todo momento el uso responsable de refugios, lo cual permitirá al productor obtener las máximas ventajas productivas y económicas del uso de biotecnología de última generación

Entre las biotecnologías de última generación previstas para Paraguay están: el maíz VT TRIPLE PRO y la soja INTACTA RR2 Pro. Las solicitudes para liberación comercial para ambas tecnologías ya se presentaron en la CONBIO (Comisión de Bioseguridad).

El objetivo de Monsanto es hacer disponibles estas biotecnologías lo más rápido posible para el productor. En ese sentido la compañía está cumpliendo todas las etapas y en la actualidad la CONBIO se encuentra procesando las solicitudes de liberación comercial presentadas.

Mencionó que para que esta tecnología llegue al productor, además del dictamen positivo de la CONBIO y la autorización del Ministerio de Agricultura y Ganadería, es necesario registrar las variedades, proceso administrado por SENAVE, lo cual también tiene su tiempo. Recién en ese momento es posible importar la semilla desde el extranjero.

Dijo que si bien no tienen una fecha tentativa indicada desde la CONBIO, la aspiración de Monsanto es lograr la aprobación de ambas tecnologías cumpliendo con todas las etapas que exige el marco regulatorio paraguayo en el plazo más breve posible.

Resaltó el liderazgo del ministro de Agricultura, Enzo Cardozo, para establecer un riguroso marco regulatorio basado en ciencia en el Paraguay. También destacó el rol de la CONBIO y del IPTA, en cuyos campos se realizan los ensayos de campo con biotecnologías bajo las normas de bioseguridad ordenadas por la CONBIO.



Imprimir     Email