Monsanto acerca sus nuevas tecnologías en Agroshow Copronar 2012

Acercar novedosas tecnologías que se traduzcan en mejoras en la calidad de vida de los agricultores y de sus comunidades es uno de los objetivos de Monsanto.

Por esta razón, en esta nueva edición de Agroshow Copronar la compañía está presentando un atractivo stand donde los visitantes podrán interiorizarse de la biotecnología de última generación que la compañía tiene previsto poner a disposición de los agricultores paraguayos que son: la Soja Intacta RR2 Pro y el Maíz VT Triple Pro.

Monsanto está cumpliendo a cabalidad todos los procesos regulatorios para que el agricultor paraguayo pueda contar con estas tecnologías de última generación. En ese sentido Monsanto ya presentó el dossier para la liberación comercial de Intacta RR2 Pro ante la Comisión de Biotecnología (CONBIO).

La Soja INTACTA RR2 Pro: es una tecnología de última generación y es el primer evento de soja que Monsanto desarrolló específicamente para Sudamérica.

Esta nueva tecnología desarrollada en soja protege al cultivo contra las principales orugas que atacan el cultivo de la soja, tiene un impacto potencial positivo en el rendimiento y presenta la tolerancia a la aplicación de Roundup Ultramax que proporciona la tecnología Roundup Ready 2.

Monsanto presentó a fines de enero el dossier para la liberación comercial de esta tecnología y se espera contar con una aprobación en los próximos meses para que los productores puedan acceder a esta tecnología para la próxima campaña. En la actualidad el IPTA se encuentra desarrollando ensayos con diferentes variedades de esta soja.

Maíz VT TRIPLE PRO: Es otra de las tecnologías que Monsanto tiene previsto acercar al productor paraguayo. La misma permite a la planta de maíz tener una protección múltiple durante todo el ciclo, ya que cuenta con genes que controlan 4 plagas, garantizando así la protección frente a insectos aéreos, subterránea y además la resistencia probada al Roundup para el control efectivo de malezas.

Al mitigar el estrés permite disponer de mayor energía metabólica destinada a lograr hojas, espigas y raíces más sanas que redundaran en máximos rendimientos.

Se estima que esta tecnología dará un incremento del rendimiento de 15 a 20%, además del ahorro en la aplicación de plaguicidas. También garantizará a los productores la calidad del grano cosechado y aumentará la estabilidad del cultivo de maíz zafriña.



Imprimir     Email