La esencia de Monsanto está reflejada en un código de conducta muy claro y basado en principios, cuyo cumplimiento exigimos a nuestros empleados, contratistas y directivos todos los días. Operamos con un sistema genuino de valores - nuestro compromiso - que demuestra que la integridad, el respeto, la conducta ética, la perspectiva y la honradez son la base de todo lo que hacemos.