Preguntas más frecuentes

Por ser una compañía dedicada a las ciencias de la vida, Monsanto es uno de los pioneros y líderes en proponer el uso de la biotecnología moderna con el fin de mejorar los alimentos, la salud y el medio ambiente. Estamos interesados en atraer a otras partes interesadas en el dialogo sobre la biotecnología agrícola, a fin de lograr que ésta pueda ser entendida mejor y apreciada por el público. Teniendo esto presente, proponemos dar respuestas a algunas de las preguntas y preocupaciones más comunes sobre la biotecnología.

¿Por qué necesitamos esta tecnología?
¿Qué es la modificación genética?
¿Qué clase de cambios pueden derivarse de la modificación genética?
¿Cómo podemos tener confianza de que estas nuevas tecnologías son seguras?
¿Cómo sabemos si se pueden consumir con tranquilidad los productos que se han obtenido por biotecnología?
¿Qué impacto tienen los cultivos genéticamente modificados en el medio ambiente?
¿Pueden los nuevos genes de estas cosechas pasar a otras plantas?
¿Tiene Monsanto intereses en genética comercial aparte de la biotecnología de alimentos?
¿Cuál es la trayectoria de Monsanto en cuanto a seguridad en general y del medio ambiente?
¿Existe información para el consumidor?

¿Por qué necesitamos esta tecnología?
La demanda de alimentos está aumentando dramáticamente a medida que la población del mundo crece. La biotecnología nos ofrece una manera de satisfacer esta creciente demanda sin necesidad de poner una presión aún mayor sobre nuestros escasos recursos. Nos permite cultivar plantas de mejor calidad con mayores rendimientos mientras que, al mismo tiempo, protegemos y sostenimos el medio ambiente. También puede ayudar a mejorar el valor nutritivo de las plantas que se cosechan.

¿Qué es la modificación genética?
La modificación genética es una manera exacta y efectiva de lograr más características deseables en las plantas, sin necesidad de usar el método tradicional de prueba y error para lograr un cultivo selecto.

Durante siglos los agricultores y jardineros han intentado alterar y mejorar las plantas que cultivaban. En el pasado esto se lograba por medio del cruze de una planta o flor con otra, con la esperanza de producir una planta con cualidades particulares, tales como una flor más grande o un fruto más dulce. Los procedimientos que se utilizaban en el pasado intentaban lograr tales resultados en las plantas combinando todas las características de una planta con las de otra planta.

Pero, con el aumento de nuestros conocimientos sobre la vida vegetal, los científicos han encontrado maneras de acelerar este proceso y hacerlo más preciso y fiable. Ahora es posible identificar exactamente cuáles son los genes responsables de cada atributo. Utilizando esta información los científicos pueden hacer cambios pequeños y específicos en una planta sin afectarla en otras maneras.

Un ejemplo de esto es la patata que ha sido genéticamente modificada para desarrollar una resistencia al escarabajo de Colorado que puede destruir cosechas enteras de patatas; esta patata necesita menos pesticidas químicos.

¿Qué clase de cambios pueden derivarse de la modificación genética?
Las plantas pueden ser modificadas para beneficiar al consumidor, a la industria alimenticia, a los agricultores y a la gente que habita en los países en desarrollo. La modificación genética también puede contribuir a lograr una manera más sostenible de agricultura y además puede llevar consigo beneficios ambientales.

  • Las frutas y hortalizas pueden ser modificadas para mejorar su sabor y apariencia. Esto quiere decir que se podrá brindar al consumidor, de una manera constante, la alta calidad de productos que exige.
  • Se pueden mejorar las cualidades nutritivas de ciertas plantas. Por ejemplo, semillas de las cuales se extrae aceite para cocinar pueden ser modificadas de manera que el aceite tenga un contenido más bajo de grasas saturadas.
  • Los productos pueden ser modificados de maneras de hacer que su procesamiento sea más facil y más barato, por ejemplo la modificación de los tomates para que maduren más lentamente ha tenido como resultado un puré de tomate más barato.
  • Las plantas pueden ser modificadas para aumentar su capacidad de luchar contra insectos, enfermedades y malas hierbas, todo lo cual puede destruir o dañar seriamente las cosechas. Esto no sólo aumenta el rendimiento del cultivo sino que también reduce la necesidad de usar pesticidas.
  • Las plantas pueden ser modificadas para ser más resistentes a la sequía o poder crecer en condiciones difíciles. Esto traerá muchos beneficios para las partes del mundo donde la demanda de alimentos está creciendo significativamente y no hay suficiente tierra arable.

¿Cómo podemos tener confianza de que estas nuevas tecnologías son seguras?
Es importante que los consumidores tengan confianza en los alimentos que compren. La biotecnología moderna, por lo tanto, está sujeta a controles estrictos. Estos han sido diseñados para asegurar que los nuevos productos genéticamente modificados puedan ser consumidos sin temor y para que no representen riesgos nuevos para el medio ambiente.

La legislación europea sobre alimentos nóveles es implementada en España a través de un estricto proceso de reglamentación que involucra a un número de comisiones diferentes, cada una de las cuales está compuesta por expertos independientes. Muchas de estas personas son científicos, aunque las comisiones también incluyen individuos que están principalmente interesados en los temas éticos y de defensa del consumidor.

¿Cómo sabemos si se pueden consumir con tranquilidad los productos que se han obtenido por biotecnología?
Todos los alimentos elaboratos con biotecnología se someten al proceso de autorización y evalutación científica de la Comisión Europea antes de ser lanzados al mercado. Las semillas elaboradas con biotecnología se someten a un proceso similar antes de ser utilizadas en la agricultura. Monsanto siempre se ha esforzado a cumplir cabalmente con las regulaciones vigentes y en numerosos casos ha ofrecido más información que la requerida.

Algunas de las personas que cuestionan la modificación genética usan el argumento de que no sabemos lo suficiente sobre el impacto a largo plazo de lo que se está haciendo y que el alterar genes puede darnos problemas imprevistos en el futuro. No existe, sin embargo, a pesar de todas las extensas investigaciones, prueba alguna que apoye este argumento. A fin de seguir protegiendo los intereses de los consumidores, la Comisión Europea tendrá la responsabilidad específica de reglamentar los aspectos vinculados a la seguridad de los alimentos genéticamente modificados.

¿Qué impacto tienen los cultivos genéticamente modificados en el medio ambiente?
Los organismos genéticamente modificados no pueden ser lanzados al medio ambiente sin aprobación. En España, los aspectos ambientales de los alimentos nuevos están reglamentados por una directiva de la UE. El trabajo inicial de laboratorio está controlado por HSE, que consulta con ACGM. El ACRE le da al gobierno el asesoramiento para el desarrollo de estas cosechas.

Varios cientos de pruebas de campo han sido aprobadas en España. Antes de que se pueda dar la aprobación para estas pruebas, el DETR lleva a cabo estrictas evaluaciones de los riesgos ambientales y la aprobación debe ser dada por el Secretario de Estado. No se otorga la aprobación para el cultivo comercial de tales plantas hasta que se hayan completado todas las pruebas y las autoridades estén satisfechas.

En otras partes del mundo, en lugares como Canadá y Estados Unidos, cosechas genéticamente modificadas ahora crecen en abundancia después de que las autoridades que emiten la reglamentaciones han llegaran a la conclusión de que no existían reisgos para el medio ambiente. Se han realizado muchos cientos de pruebas de campo de cultivos genéticamente modificados desde 1987 y, para 1997, los cultivos de plantas con fines comerciales cubrían un área de 15 millones de hectáreas.

¿Pueden los nuevos genes de estas cosechas pasar a otras plantas?
La cuestión del traspaso de los genes de los cultivos genéticamente modificados a otras plantas ha sido considerada con mucha cautela por quienes regulan la actividad. Ha sido aceptado que no existe un riesgo mayor de que esto suceda que el que existe entre los cultivos convencionales que existen en este país en la actualidad. Nuestra amplia experiencia con cultivos genéticamente modificados que crecen en el resto del mundo apoyan esta conclusión.

¿Tiene Monsanto intereses en genética comercial aparte de la biotecnología de alimentos?
Monsanto, en la actualidad, está sólo involucrado en biotecnología agrícola, Esto incluye técnicas para la transferencia de materiales o rasgos genéticos entre especies de plantas o entre microorganismos y plantas.

Tales desarrollos son generalmente considerados como una extensión de la modificación de las plantas que permite una más precisa transferencia de atributos o rasgos singulares.

No estamos envueltos en ningún trabajo de genética humana ni en el uso de genes humanos. Tampoco estamos envueltos en investigaciones relativas a genética animal para la cría de animales.

¿Cuál es la trayectoria de Monsanto en cuanto a seguridad en general y del medio ambiente?
Monsanto tiene una trayectoria ejemplar en cuanto a seguridad y protección del medio ambiente y, además, cumple su política de dar a publicidad su acciones en estas áreas. Publica su Environmental Annual Review, en la cual se dan a conocer todos los detalles sobre emisiones y los programas para reducirlas, junto con datos sobre la salud y seguridad de los empleados.

En la década de 1980 se comenzó un programa para reducir las emisiones al aire en un 90%, meta que fue lograda en 1992. Desde entonces se han establecido nuevas metas destinadas a reducir todas las emisiones en un 70%, con un objetivo final de tener un "impacto cero".

¿Existe información para el consumidor?
Las etiquetas ayudan al consumidor a decidir qué productos comprar. Las decisiones sobre cómo deben etiquetarse los alimentos que contienen ingredientes provenientes de materias primas que han sido genéticamente modificadas son tomadas por la Unión Europea y la industria de alimentos de España es responsable de etiquetar muchos de estos alimentos.

A fin de ayudar a mejorar el conocimiento que tiene el público sobre la biotecnología moderna y la modificación genética, la industria alimentaria española está trabajando para mantener a los consumidores mejor informados. La información pública es una prioridad y Monsanto ha puesto manos a la obra para lograrla a través de una variedad de enfoques.