Sequía y agricultura

Durante años, científicos de gran prestigio de todo el mundo han estudiado los asuntos relacionados con el cambio climático. De manera reciente, los científicos de mayor categoría dentro de Monsanto y algunos académicos de primer rango han examinado con detalle la información, las tendencias y las implicaciones que ello representa para la agricultura.

Les llevó casi todo un año realizar investigaciones y debatir con relación a estudios ya existentes. Nuestros científicos concluyeron, con base en esos estudios, que las temperaturas están aumentando y que probablemente así continúen y ello tendrá un impacto en nuestro clima.

Un impacto es la sequía. En la agricultura, el estrés por sequía se presenta cuando la cantidad de humedad en el suelo no cumple con las necesidades de un cultivo en particular. Todos los años muchos cultivos de agricultores en todo el mundo se ven afectados por el estrés por sequía en cierta medida, pero en algunos casos pueden ser enormes las pérdidas agrícolas debido a sequías intensas. No obstante, incluso una moderada falta en la disponibilidad del agua puede reducir la producción y poner en riesgo la capacidad de que los productores recuperen la inversión realizada en sus cultivos. De esta forma, los agricultores producen cultivos que se adaptan mejor a la cantidad de agua disponible.

Sin embargo, en muchas partes del mundo, la agricultura por irrigación se utiliza para aumentar la producción. En el mundo, de acuerdo al Programa Ambiental de las Naciones Unidas, el uso de aguas agrícolas representa el 70 por ciento del consumo total, principalmente a través del riego de los cultivos. Los costes de riego dependen en una gran medida de los precios de la energía y del suministro del agua y ello ha venido aumentando regularmente. El desarrollo y la introducción de los híbridos de semillas que requieren menos riego podrían reducir los costes de producción y la competencia por los recursos de agua.

Los desarrollos realizados por Monsanto en cultivos biotecnológicos  se han centrado en la adaptación al estrés del ambiente. En tales desarrollos se encuentran los cultivos tolerantes a la sequía y los genes con uso eficiente del nitrógeno. Los cultivos tolerantes a la sequía están diseñados para proporcionar una mayor estabilidad en la producción durante los años en los que los cultivos, de no ser por este desarrollo, sufrirían debido a las condiciones de sequía. Estos productos tomarán parte del riesgo de la agricultura que existe tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. El uso eficiente del nitrógeno potencialmente puede contribuir a una significativa reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero a la vez que mantiene una alta producción de granos con menores niveles de nitrógeno.

Monsanto se ha asociado con BASFa fin de llevar este tipo de productos al mercado con mayor rapidez.

Recientemente, Monsanto se ha asociado con varias organizaciones a fin de proporcionar  a áfrica maíz tolerante a la sequía de forma gratuita. Si quiere saber más acerca del proyecto Maíz de Uso Eficiente del Agua para el áfrica [Water Efficient Maize for Africa].

En pocas palabras

Situación...
Debido al cambio climático, la sequía se ha vuelto un factor que limita la agricultura.

Conclusión...
Monsanto se ha asociado con BASF para desarrollar una variedad de maíz tolerante a la sequía y lo ha donado gratuitamente a áfrica.