¿Monsanto va a desarrollar o vender semillas “Terminator”?

Mediante la biotecnología moderna es posible cultivar plantas que no produzcan semillas con descendencia viable. Esto se conoce como la tecnología de semillas estériles o tecnología GURT (Gene Use Restriction Technology).

Comúnmente conocida en la prensa como "tecnología Terminator", muchos han expresado sus temores con respecto al daño que pudiese causar la tecnología de semillas estériles para los pequeños agricultores en países en vías de desarrollo. Estos agricultores han guardado sus semillas para replantarlas año tras año durante siglos. Existe inquietud de que la tecnología de semillas estériles pudiese representar una amenaza para su modo de vida y subsistencia.

Monsanto nunca ha desarrollado o comercializado semillas estériles. Al compartir muchas de estas inquietudes de los pequeños agricultores, Monsanto se comprometió públicamente en 1999 a no comercializar la tecnología de semillas estériles en los cultivos de alimentos. Respaldamos con firmeza este compromiso. No tenemos planes ni tampoco investigaciones que pudiesen violar de modo alguno este compromiso.

La intención original de la tecnología de semillas estériles fue la de asegurar que las semillas biotecnológicas no pudiesen reproducirse en escenarios sin control. Esto fue considerado tanto como un medio para ayudar a la administración de las semillas biotecnológicas, como para proteger las inversiones y los intereses comerciales de las compañías que han desarrollado semillas. Monsanto y otras compañías están explorando de manera activa una tecnología que permitiría la existencia de esta protección sin poner en riesgo a los pequeños agricultores. Por ejemplo, sería posible el crear variedades en las que la semilla resultante no fuese estéril, pero que no portara el rasgo biotecnológico.

Conforme Monsanto avance en este escenario, también así lo haremos respecto a consultar con expertos y partes interesadas, incluyendo a las ONG’s. Nuestro compromiso es el de proteger a los pequeños agricultores para que utilicen estos desarrollos lo antes posible.

Carta del CEO de Monsanto Robert B. Shapiro al Presidente de la Fundación Rockefeller Gordon Conway, y otros.

En pocas palabras
Situación...
Existe el temor de que se desarrollen y comercialicen semillas estériles y esto afecte a los pequeños agricultores.

Conclusión...
Monsanto se ha comprometido a no desarrollar ni comercializar este tipo de semillas, no tiene ni planes ni investigaciones al respecto.