¿Los Cultivos MG incrementan el rendimiento de las cosechas?

Recientemente, han aparecido una serie de reclamos de los activistas anti-biotecnología afirmando que los cultivos modificados genéticamente (MG) no aumentan la producción. Algunos han afirmado que los cultivos transgénicos, en realidad, tienen rendimientos inferiores a los cultivos no modificados genéticamente.

Ambas afirmaciones son rotundamente falsas.

En la agricultura, las características deseables del cultivo se conocen como rasgos. Uno de los rasgos más importantes es el rendimiento. Mejorar el rendimiento del cultivo puede llevarse a cabo tanto a través de la mejora convencional como de la biotecnología. Los cultivos MG en general, tienen mayores rendimientos debido tanto a la mejora genética convencional como a  la biotecnología.

Germoplasma

Germoplasma es la información genética básica de una semilla que influye en el crecimiento y el desarrollo de la planta. Por ejemplo, el germoplasma de las diferentes variedades de tomate puede variar en resistencia a plagas y enfermedades, tolerancia a la sequía, color, tamaño, rendimiento potencial y otras muchas características.

Mejora convencional

Mucho antes de la moderna biotecnología, los mejoradores de plantas han trabajado para mejorar –por ejemplo- semillas con la mejor combinación de características para ofrecer el mayor rendimiento posible en función del suelo y las condiciones climáticas donde se cultiva.

Hoy en día, los mejoradores de plantas utilizan una mezcla de métodos tradicionales y modernos para mejorar las plantas. Los métodos modernos incluyen marcadores asistidos de mejora, que permite a los mejoradores utilizar un plano del genoma para seleccionar las semillas con las características más deseables. La mejora asistida por marcadores, en efecto ayuda a acelerar el tiempo que se necesitaría con la mejora convencional –los mejoradores puede así seleccionar mejor si cruzar un tomate A con tomate B, o C, o D o E o F, o ... - y conseguir la mejora deseada.

Biotecnología

La biotecnología es un enfoque más directo que la mejora convencional, ya que permite incorporar material genético directamente en el germoplasma. Esto le permite crear plantas con características que serían difíciles o imposibles de lograr a través del cultivo. En algunos cultivos MG, el material genético procede de otra especie. Los rasgos más comunes en los cultivos MG son la tolerancia a los herbicidas (HT) y la resistencia a insectos (IR). Las plantas HT contienen el material genético de una bacteria común del suelo. Los cultivos IR contienen el material genético de una bacteria que ataca a ciertos insectos.

Cosecha

La producción de la cosecha del cultivo puede incrementarse a través de la mejora convencional y además añadirle rasgos biotecnológicos.

Las mejoras de germoplasma a través de la mejora convencional han contribuido a aumentar el rendimiento del cultivo de manera moderada pero constante. Con la ayuda de los marcadores se ha conseguido duplicar los rendimientos en comparación  con los cultivos de mejora convencional.

Los rasgos biotecnológicos, tales como la tolerancia a insectos y herbicidas, ayudan a aumentar los rendimientos mediante la protección del cultivo de las pérdidas que podrían causar las plagas o las malas hierbas. El grado de satisfacción de un agricultor por aumentar los rendimientos a causa de los rasgos de tolerancia a los herbicidas o a los insectos, viene en gran parte determinado por la eficacia de los agricultores en el manejo de los programas de control antes de sembrar el cultivo con estas características. Si las malas hierbas y los insectos se controlan bien, entonces los rasgos de tolerancia a insectos y herbicidas no será el factor principal del aumento del rendimiento.

En los países en desarrollo, donde los recursos para controlar eficazmente las malas hierbas y los insectos son a menudo muy limitados, estos rasgos han incrementado sustancialmente el rendimiento. Lo mismo ocurre en los países desarrollados donde hay determinadas plagas que son difíciles de controlar - como el complejo el gusano de la raíz del maíz o las malas hierbas perennes.

La introducción de los rasgos biotecnológicos ha llevado al aumento de los rendimientos independientemente de la mejora convencional. Tomemos por ejemplo las estadísticas citadas por PG Economics, que cada año analiza los beneficios de los cultivos MG, tomando los datos de numerosos estudios de todo el mundo:

  • México - el rendimiento de la producción aumenta un 9 por ciento con el uso de la soja tolerante a herbicida.
  • Rumanía - el rendimiento aumenta un promedio del 31 por ciento con el uso de soja tolerante a herbicida
  • Filipinas – el rendimiento aumenta un promedio del 15 por ciento con el maíz tolerante a herbicida.
  • Filipinas – el rendimiento aumenta un promedio del 24 por ciento con el maíz resistente a los insectos.
  • Hawái – la papaya resistente a virus ha incrementado los rendimientos en un promedio del 40 por ciento.
  • India - el algodón resistente a los insectos ha dado lugar a aumentos de rendimiento en promedio más del 50 por ciento.

Aun cuando la tolerancia a insectos y herbicidas no son los principales factores en el crecimiento del cultivo, ofrecen muchos otros beneficios. Un estudio realizado por PG Economics también muestra que los cultivos transgénicos se acreditan con la disminución del uso de pesticidas y combustible, y de facilitar las prácticas de agricultura de conservación que reducen la erosión del suelo, mejoran la retención de carbono y reducen las emisiones de gases de efecto invernadero. La disminución de los insumos no son sólo un ahorro y comodidad para los agricultores, sino que además ofrecen importantes beneficios medioambientales para todos:

  • La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero asociados con los cultivos transgénicos para el año 2006 se estima que es igual a retirar más de medio millón de coches de la carretera.
  • En promedio, el volumen de herbicidas usados en el maíz ha descendido en 20 por ciento desde el maíz tolerante a los herbicidas que fue introducido en 1996.

Aproximadamente el 95 por ciento de la soja y el 75 por ciento del maíz en los Estados Unidos son transgénicos. Más del 95 por ciento de la soja en Argentina y la mitad de la soja cultivada en Brasil son GM. Cuando tienen la oportunidad, los agricultores siempre han adoptado los cultivos transgénicos de forma rápida y ampliamente, porque son conscientes de los beneficios de estas semillas. Ya se trate de aumentos en el rendimiento, u otros beneficios, los agricultores ven claramente el valor de los cultivos transgénicos.

La desinformación y dejando las cosas claras

Periodistas y activistas irresponsables siguen distorsionando los datos y afirman que los cultivos transgénicos en realidad reducen los rendimientos. Por ejemplo, Geoffrey Lean publicó recientemente un artículo en el periódico británico The Independent, titulado El gran mito de los cultivos MG.  Lean concluyó que los rendimientos fueron más bajos con los cultivos transgénicos basado en gran parte en un estudio publicado por el Dr. Gordon Barney de la Universidad de Kansas. Lean no alcanza a comprender o explicar que el propósito de la investigación de Gordon no era examinar los rendimientos, sino ver cómo ciertas variedades de soja MG responden a los niveles de manganeso. El Dr. Gordon ha publicado una respuesta que caracteriza el artículo como "una burda tergiversación de mi investigación y un buen ejemplo de periodismo irresponsable".

A pesar de las aclaraciones y declaraciones del Dr. Gordon, algunos de los activistas anti-OMG hacen referencia al estudio de Gordon y el artículo Lean como prueba de la disminución de los rendimientos con los OMG. El Dr. Mae Wan Ho, del Instituto para la Ciencia en la Sociedad, cita el estudio de Gordon como prueba de que los cultivos transgénicos no incrementan los rendimientos. El Centro para la Seguridad Alimentaria también se hace referencia al estudio como evidencia de la disminución de los rendimientos.

Además, un reciente informe de la Unión de Científicos preocupados ha declarado que la biotecnología no ha incrementado los rendimientos en los Estados Unidos. El informe y sus conclusiones son erróneas. Lea más en:

Unión de Científicos Preocupados informe sobre el rendimiento de los cultivos MG es engañosa.
PG Economics, Ltd.

Análisis de "cosecha fracaso" por Doug Gurian-Sherman, Unión de Científicos Preocupados
Wayne Parrott, profesor. Departamento de Producción Vegetal y Edafología de la Universidad de Georgia

Monsanto y otras empresas de tecnología agrícola continúan mejorando el germoplasma, y desarrollando rasgos biotecnológicos para aumentar la producción directamente, y más. En 2009, Monsanto lanzará una clase de soja que se ha demostrado en ensayos de campo aumentar el rendimiento entre un 7 y un 11 por ciento. Hemos hecho un compromiso público para duplicar los rendimientos de los cultivos clave en el año 2030. Igualmente importante que aumentar el rendimiento, nos hemos comprometido también  a hacerlo con un tercio menos de recursos, tales como fertilizantes y agua, por unidad de producción.