Cooperativa Pilot Grove

En 2004, Monsanto recibió una llamada anónima que afirmaba que la central de la Cooperativa Pilot Grove Cooperativa Elevador, Inc. de Missouri, estaba limpiando la soja Roundup Ready y ayudando a los agricultores a guardar semillas. Después de una investigación detallada Monsanto presentó en octubre de 2006, ésta y otras pruebas, en un juicio formal contra la Cooperativa Pilot Grove por violaciones de patente.

El 16 de julio de 2008, los procedimientos judiciales concluyeron de mutuo acuerdo y Pilot Grove reconoció violación e infracción de patente. Bajo los términos del acuerdo, la Cooperativa Pilot Grove Elevator, Inc., depositaría  275.000 dólares en una cuenta bancaria; los ingresos de esa cuenta se destinarán a financiar becas para el Cooper County, Missouri y programas FFA y 4-H. La Cooperativa Pilot Grove también desarrollará y adoptará una política de vigilancia para evitar futuras infracciones de patente y trabajará con una organización de terceros que proporcionará formación a los empleados.

Monsanto invierte millones de dólares cada día en la investigación y desarrollo de sus productos agrícolas. Nuestra razón principal para hacer cumplir las leyes de patentes es garantizar una igualdad de condiciones para los agricultores honestos y respetuosos con la ley y para disuadir a los que usan la tecnología para obtener una injusta ventaja. En términos generales, por cada 10 dólares que un agricultor gasta en semillas, Monsanto reinvierte 1 dólar en investigación y desarrollo. Si los agricultores hicieran caso omiso de las leyes de patentes y guardaran nuestras semillas, no seríamos capaces de financiar el desarrollo continuo de nuevas y mejores tecnologías.

Hacer cumplir la ley de patentes no es muy diferente de la aplicación de otras leyes. La gran mayoría de los agricultores acatan las leyes de patentes y respetan sus acuerdos contractuales. Sin embargo, cuando un agricultor ve a otro agricultor guardando semillas patentadas, es normal que informen sobre ésto por el bien de la justicia. El servicio de atención al cliente de Monsanto fomenta el uso de su sistema de presentación de reportes anónimos para obtener información acerca de presuntos infractores de la ley de patentes.

Cuando alguien informa sobre una posible violación de la patente, Monsanto investiga a fondo los hechos. Si las pruebas demuestran que se está produciendo piratería con las semillas, Monsanto tratará con el agricultor para confirmar los hechos y discutir cómo resolver el problema. La gran mayoría de agricultores que son confrontados con hechos que prueban su infracción, simplemente admiten la falta y pagan un acuerdo justo.

Es relativamente raro que Monsanto interponga demandas a partir de estos tipos de violaciones de patentes. Con aproximadamente 250.000 clientes al año, son sólo una pequeña parte, aquellos que guardan semillas. En la mayoría de estas situaciones somos capaces de llegar a una solución de mutuo acuerdo, sin presentar una demanda. Desde 1997 (y hasta Julio 2009), Monsanto ha presentado 138 demandas contra agricultores por piratería de semillas. De las 138 demandas, se llegó a juicio con sólo nueve agricultores. En los nueve casos el fallo fue a favor de Monsanto.