Refugio

COMBATIR LA RESISTENCIA CON REFUGIOS

Los insectos han desarrollado resistencia a un rango más amplio de insecticidas utilizados en agricultura. El riesgo de resistencia en insectos para los cultivos genéticamente modificados (GM) con protección contra insectos es real, pero es posible minimizarlo con un planeamiento adecuado. Para preservar los beneficios de los cultivos GM, Monsanto desarrolla e implementa planes de Manejo de Insectos Resistentes (MIR) para cada uno de sus cultivos protegidos contra insectos. Los refugios son un componente clave de estos. En la presente información, explicaremos el concepto del refugio y su utilización.

ROL DEL REFUGIO EN EL MANEJO DE PLAGAS

En el manejo de insectos plaga, los refugios son áreas con ningún o muy poco uso de plaguicida, que promueven la supervivencia de organismos beneficiosos para el cultivo y preservan la susceptibilidad de la plaga. Para los organismos beneficiosos, los refugios suministran recursos necesarios de alimentos, como plantas huésped, néctar o polen, lo necesario para su supervivencia y reproducción. En algunos casos, el refugio puede crearse limitando el uso de insecticida a sólo las áreas infestadas por plagas dentro de los campos de cultivo. También pueden crearse un refugio por medio de prácticas de cultivo específicas, como siembra directa o semi directa o con el agregado de materia orgánica, como estiércol o paja.

Un uso más reciente de refugio consiste en conservar las plagas susceptibles con el objeto de combatir la resistencia a los insecticidas. En este contexto, el refugio estimula la multiplicación de insectos susceptibles a los insecticidas. Aquellos raros individuos resistentes en los campos tratados con insecticida se aparean con los individuos susceptibles mucho más numerosos producidos en el refugio, preservando así la susceptibilidad de la plaga al insecticida.

Los refugios pueden adoptar variadas formas, dependiendo de la abundancia de vegetación de cultivo o silvestre y de las prácticas de uso de insecticidas en el área. Los refugios no estructurados, o Refugios Naturales, existen habitualmente en cultivos alternados y plantas huésped no cultivadas/silvestres, incluidas plantas voluntarias de cultivo o malezas, en las que pueden proliferar los insectos. Se denominan Refugios Estructurados a aquellos que resultan de sembrar intencionalmente un cultivo en que proliferen los insectos.

REFUGIO Y LOS CULTIVOS GENÉTICAMENTE MODIFICADOS

La comercialización de los primeros cultivos GM con eventos Bt comenzó en la década de 1990. Estos cultivos ofrecen muchas ventajas pero despiertan la preocupación de que los insectos susceptibles a los eventos Bt puedan desarrollar resistencia. Para combatir este riesgo, Monsanto ha trabajado con los científicos y los reguladores gubernamentales para implementar programas de MIR que incluyan refugio en los lugares donde se comercializan cultivos Bt. Por ejemplo, en los EE.UU. se solicita a los productores que siembren un refugio en sus campos con cultivos Bt. Dependiendo del cultivo Bt y de la región, la superficie requerida de refugio con un cultivo sin Bt varía entre el 5 y el 50%. En el caso – con algodón Bollgard II en los estados del sur que van desde el oeste de Texas hasta la costa este – los productores pueden utilizar refugios naturales y no necesitan sembrar un refugio.

A continuación ilustramos ejemplos de refugio de maíz no-Bt que pueden sembrarse en asociación con maíz Bt protegido de insectos.

Plantación de Refugios

Insect Resistance Management Fact Sheet for Bt Corn. 2001. National Corn Growers Association. www.ncga.com

PERSPECTIVA DE LOS PRODUCTORES SOBRE REFUGIO

Un refugio representa un costo significativo para los productores en términos de tiempo y dinero. Plantar bloques de refugio con variedades convencionales exige tiempo adicional, y con frecuencia estos tienen un rinde significativamente reducido, en comparación con las variedades Bt. Sin embargo, los productores entienden que estas inversiones son necesarias para que los cultivos Bt sigan siendo efectivos. En respuesta a una encuesta realizada por el Departamento de Economía Agrícola y el Departamento de Estadísticas Agrícolas de la Universidad de Purdue, la mayoría de los productores estuvo de acuerdo en que los refugios benefician a todos los productores y que el tiempo y el esfuerzo invertidos en refugios se justificaba por los beneficios de mantener control de la resistencia (Alexander et al., 2006). Los productores con experiencia en cultivos Bt y que ya han implementado refugio tienen una visión mucho más positiva de l refugio que aquellos que carecen de experiencia.

FUTUROS DESARROLLOS

Monsanto investiga activamente métodos para simplificar y mejorar los programas de MIR para los cultivos Bt. Se está llevando a cabo el “apilamiento” (stacking) de varios eventos protegidos de insectos para producir mecanismos de control de plagas complementarios en los cultivos Bt, que así permitan refugios menos extensos. Se asocia esto con análisis específicos para cada región y cultivo, para identificar las zonas donde serían adecuados los refugios naturales para combatir la resistencia. El reemplazo del refugio por los naturales les permitiría a los productores reducir sus costos, a la vez que disminuiría el riesgo de plagas resistentes. Una opción adicional que se está investigando actualmente tanto a nivel científico como a campo es la de refugio en la bolsa, que consiste en una mezcla de semillas Bt del cultivo y semilla convencional (refugio) en una misma bolsa. Como sucede con los refugios naturales, el refugio en la bolsa promete simplificar los requerimientos de MIR para los productores.

BIBLIOGRAFÍA

  • Alexander, C. 2007. Insect Resistance Management Plans: The Farmers’ Perspective. 10(1): 33-43.
  • Frisvold, G., Reeves, J. 2008. The Costs and Benefits of Refuge Requirements: The Case of Bt Cotton. Ecological Economics. 65(1): 87-97.
  • Gustafson, D., Head, G., Caprio, M. 2006. Modeling the Impact of Alternative Hosts on Helicoverpa zea Adaptation to Bollgard Cotton. Journal of Economic Entomology. 99(6): 2116-2124.
  • Landis, D., Wratten S., Gurr, G. 2000. Habitat Management to Conserve Natural Enemies of Arthropod Pests in Agriculture. Annual Review on Entomology. 45: 175-201.
  • Laxminarayan, R., Simpson, R. 2002. Refuge Strategies for Managing Pest Resistance in Transgenic Agriculture. Environmental and Resource Economics. 22: 521-536.
  • Piggott, N., Marra, M. 2007. The Net Gain to Cotton Farmers of a Natural Refuge Plan for Bollgard II Cotton. AgBioForum. 10(1): 1-10.