Declaración de Monsanto sobre los cuestionamientos sobre la seguridad del maíz trangénico NK603 X MON 810

St. Louis, 11-11-08

El día 11 de noviembre de 2008, Greenpeace Internacional publicó un comunicado de prensa que cuestiona la seguridad de dos de las tecnologías de Semillas de Monsanto en maíz. Los eventos “Roundup Ready 2” (Evento NK603) y “MaizGard” (o “Yieldgard”, evento MON810).

El comunicado se basó en un informe preliminar del estudio titulado “Biological effects of transgenic maize NK603 X MON 810 fed in long term reproduction studies in mice” (Efectos biológicos del maiz NK603 x MON810 suministrado a ratones en estudios reproductivos de largo plazo), publicado el mismo día.

El estudio completo está disponible en Internet y, si bien no ha sido sometido a referato, lo examinaremos en profundidad. El autor del estudio, Dr. Jurgen Zentek, recalcó que los tres estudios realizados por su grupo muestran resultados inconsistentes y deberían ser considerados preliminaes.

En consonancia con las declaraciones del Dr. Zentek, la comunidad científica evita emitir juicios o sacar cualquier conclusión sustancial, basándose en un informe preliminar. El estándar universalmente aceptado para la comunicación de resultados científicos es una revisión profunda por expertos calificados ( o referato).

El comunicado de Greenpeace no es consistente con los más de diez años de estudios científicos respetables, que han pasado por referato, incluyendo estudios multi-generacionales, que demuestran y confirman la seguridad de los cultivos transgénicos.

“Estos productos han demostrado ser seguros. Este informe no provee ninguna base para concluir lo contrario”, dice el Dr. Jerry Hjelle, Ph.D., Vicepresidente de Monsanto para Asuntos Regulatorios.

Los grupos activistas anti-biotecnología han intentado durante años cuestionar la seguridad de los cultivos transgénicos. Han hecho múltiples acusaciones, basándose en datos sacados de contexto, y sin un análisis con rigor científico, que no han sido corroborados por estudios serios posteriores ni han podido sostenerse en el tiempo “, dijo Dr. Hjelle.

"La seguridad de nuestros productos es nuestra prioridad número uno. Ya estamos analizando el estudio completo, conjuntamente con otras evidencias que evalúan la seguridad del maíz GM" dijo Hjelle .

El estudio austríaco se enfocó en maíz MON 810 y NK603, que tienen una historia de uso seguro desde su introducción en 1997 y 2001, respectivamente. Estos productos han siso extensamente estudiados y consumidos por años. Las autoridades regulatorias en más de 20 países han concluido que estos productos son tan seguros como los maíces convencionales.

Fuente: Monsanto Company. Web Site: www.monsanto.com