Semillas "Terminator"

A través de la biotecnología moderna es posible desarrollar plantas que eviten la multiplicación de semillas autofecundadas. Esto se conoce como la tecnología de las semillas estériles. Debido a que la prensa popular se refiere a ella como la “tecnología terminator”, muchas personas han expresado temores sobre el daño que la tecnología de las semillas estériles podría tener sobre los pequeños agricultores en los países en desarrollo. Estos agricultores han dependido de las semillas guardadas durante siglos. Existe la preocupación de que la tecnología de las semillas estériles pueda presentar una amenaza para su sustento y forma de vida.

Como Monsanto comparte muchas de estas preocupaciones, en 1999 se comprometió a no comercializar la tecnología de las semillas estériles en los cultivos alimentarios. Estamos firmemente comprometidos en esto. No tenemos planes ni tareas de investigación que violen este compromiso de manera alguna.

La intención original de la tecnología de las semillas estériles fue garantizar que las semillas biotecnológicas no pudieran reproducirse en ambientes no controlados. Esto es necesario, tanto para garantizar la administración de las semillas biotecnológicas, como para proteger las inversiones y los intereses comerciales de las empresas que han invertido en el desarrollo de estas semillas. Monsanto y otras empresas están explorando activamente tecnologías que permitirían esta protección sin poner en riesgo a pequeños productores. Por ejemplo, es posible crear variedades donde la semilla resultante no sea estéril pero la misma no llevaría el evento biotecnológico.

Mientras Monsanto avanza en este terreno, realizamos consultas con expertos y partes interesadas, incluidas ONGs. El compromiso de Monsanto de proteger a los pequeños agricultores se pondrá en marcha con estos desarrollos.


   Volver a Preguntas y Respuestas

Imprimir