Excelente Oportunidad para el Maíz

18/10/2010

18 de Octubre, 2010

Pablo Ogallar, Director de Marketing y Estrategia Monsanto Latinoamérica Sur, destacó que todos los indicadores son muy favorables para la siembra del cultivo

EXCELENTES CONDICIONES PARA EL MAIZ

" Todos los indicadores de oferta y demanda del mercado están hoy a favor del maíz, ofreciendo una excelente oportunidad en la Argentina para su siembra ", aseguró Pablo Ogallar, director de Monsanto Latinoamérica Sur. En momentos en que los productores agropecuarios definen su próxima campaña 2010/11; nos encontramos ante un escenario de maíz en el que las variables que inciden en la ecuación económica tienen valores más que competitivos.

Ogallar explicó que el consumo mundial de maíz se proyecta en un récord de 830 millones de toneladas –aumentó 50 millones de toneladas en apenas 2 años- consolidando una tendencia alcista en el precio del commodity. "Este mayor consumo de maíz se sustenta en dos pilares, la creciente utilización de etanol de maíz en Estados Unidos y el sostenido aumento en el consumo de carnes a nivel mundial". Señaló que el aumento en el consumo de carnes se da fundamentalmente en China donde el incremento en la demanda es mayor al aumento de la producción de maíz local, lo que provocó que China se convierta en un gran importador de maíz en esta campaña (hace 10 años que China no importa maíz). Señaló que otro factor que da firmeza al mercado es el nivel de existencias finales proyectadas para esta campaña en los Estados Unidos, estimadas en 28,3 millones de toneladas, apenas suficientes para abastecer 35 días de su consumo interno, cubriendo la demanda potencial del último mes del año comercial hasta el ingreso al circuito comercial del maíz de la nueva cosecha. Asimismo, los últimos informes del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) sobre la producción de maíz en ese país, están siendo ajustados hacia abajo, debido a menores rindes obtenidos.

"Estos tres factores (el mayor consumo mundial, la menor producción en Estados Unidos y China como importador neto) mantendrán una expectativa de precios firmes a lo largo de todo el 2011", indicó . Explicó que el precio del maíz ya se incrementó un 30% desde abril a la fecha, y que las cotizaciones del maíz futuro muestran que los precios se mantienen sostenidos hasta el ingreso de la próxima cosecha (mientras que los de la soja muestran una caída de 13 U$S/tn entre el disponible y el ingreso de la próxima campaña).

Asimismo, la producción en Rusia se vio afectada por la sequía, situación que también afectó el mercado de trigo forrajero, generando una demanda adicional por maíz y soja a nivel mundial debido a la caída en las exportaciones de trigo de Rusia. Por otra parte, en Brasil la cosecha de maíz cayó un 10%, y esto redujo su saldo exportable.

" Todo indica que hay una clara oportunidad para nuestro país como jugador clave en el abastecimiento de esta demanda creciente y que la Argentina podrá consolidar su segundo puesto como exportador mundial de maíz", destacó.

Proyecciones para la Argentina:

Ogallar anticipó que "nuestras proyecciones de evolución de área de maíz, confirmadas con las ventas de insumos previo al salto del mercado de maíz eran de un 15% de incremento respecto de la campaña pasada". Con el actual escenario, se prevé una siembra que podría superar fácilmente las 3.6 millones de hectáreas, que implicarían una producción de entre 22 y 26 millones de toneladas , dependiendo de las condiciones climáticas de la campaña. Considerando que un tercio de esta producción se usa para consumo interno, el saldo exportable podría ubicarse en unas 16 millones de toneladas; "el mayor volumen exportable de la década", analizó .

En cuanto al clima los analistas coinciden que ante una eventual Niña , los campos se encuentran en muchas mejores condiciones que la campaña pasada. De hecho, información suministrada por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires indica que, de acuerdo a los gráficos elaborados por la oficina de Riesgo Agropecuario del Ministerio de Agricultura, los perfiles de la región sur de Santa Fe, norte de Buenos Aires y este de Córdoba –que concentran casi un 30% del área del cultivo- comienzan la campaña cargados de humedad y menos vulnerables a posibles variaciones en la oferta de agua durante su ciclo.

RINDES RECORD: El maíz rinde más y es un cultivo más estable

Ogallar destacó que "si hay un factor que posiciona al maíz como una alternativa estratégica, es el de los aumentos en los rindes obtenidos los últimos años". Los rendimientos del maíz en la campaña pasada alcanzaron niveles récord en zonas de alta productividad y resultados inesperados en las zonas menos tradicionales. A nivel nacional, el rinde promedio en la Argentina, según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, es de 87 qq/ha . De hecho, en apenas dos décadas los rindes de maíz se duplicaron en relación a los apenas 40 quintales que se obtenían a principios del 90. En la última campaña, los rindes de la zona núcleo superaron los 100 qq/ha y en la zona núcleo norte fueron de 115 qq/ha.

El flujo tecnológico, ligado a la combinación genética de punta, la biotecnología y las prácticas de manejo de la mano del profesionalismo del productor argentino, generan rentabilidades cada vez mayores para este cultivo con el consecuente maíz en rotación y por ende una mayor sustentabilidad del sistema productivo. " Los esfuerzos en Investigación y Desarrollo que se destinan al cultivo desde hace años; permiten que el maíz tenga mayores respuestas ante la mejora del ambiente, que haya elevado los pisos de rendimientos, y sea, por lejos, el cultivo más estable ante situaciones de estrés ", afirmó.

Para Ogallar, "las oportunidades de desarrollo del mercado de maíz se siguen multiplicando". En este sentido, se refirió a las ventajas que ofrece el cultivo, desde el maíz temprano, hasta el tardío y en los últimos años un aumento en los maíces de segunda (aquellos que se siembran después de un cultivo de invierno).

UNA OPORTUNIDAD QUE NO SE DEBERIA DEJAR PASAR:

"Las condiciones están dadas para que, maximizando la rentabilidad del productor este año, se mejore la previsibilidad de los resultados de la campaña a través de sistemas de producción más sustentables, que le permitan a la Argentina seguir aumentando su producción agrícola. El maíz en la Argentina es y será cada vez más, una fuente de valor estratégico para el mercado interno (tanto como un insumo, como por la demanda de mano de obra de la cadena del maíz y por su aporte multiplicador al PBI agropecuario) y un gran proveedor en los mercados internacionales dada la escasez de oferta y aumento de la demanda", dijo Ogallar.

En este sentido, reflexionó que " nuestro país debe capturar esta gran oportunidad ". " Es importante e imperioso eficientizar los procesos de permisos de exportación para garantizar un mercado transparente y de crecimiento sostenido , sobre todo en un escenario donde el saldo exportable para la próxima campaña será el mas alto de la última década, consecuencia de un volumen de producción que garantiza con amplitud el abastecimiento del mercado interno", concluyó.

MAÍZ DE SEGUNDA, UNA NUEVA OPORTUNIDAD PARA PENSAR EN MAÍZ

El cultivo de maíz posee una plasticidad que le permite ser sembrado en diferentes fechas, compitiendo fuertemente con la soja en fechas de siembra "no tradicionales". El Maíz de Segunda es, conceptualmente, aquel que se siembra luego de un cultivo de invierno (trigo, cebada, legumbres o verdeos). Es decir, un cultivo detrás de otro cultivo de crecimiento inverno-primaveral en la misma campaña agrícola. La factibilidad de realizar esta alternativa es muy alta, básicamente por la mejor respuesta que tiene el maíz versus la soja de 2da sobre el atraso en la fecha de siembra, permitiendo obtener rindes altos y estables.

El maíz de segunda brinda la posibilidad de incorporar dos gramíneas que aportan altos volúmenes de rastrojo. Así, se pueden generar más y mejores rindes, y obtener ingresos mayores y estables en el tiempo, frente a la alternativa del monocultivo de soja. Además, el maíz de segunda permite diversificar el riesgo climático y por ende el riesgo económico.

Hasta ahora, en la Argentina fue más habitual sembrar soja de segunda sobre trigo, pero esta es una práctica común en otros países del hemisferio sur como Paraguay y Brasil. Alrededor del 61-65% de la superficie de trigo en la Argentina pasa a soja de segunda. El 30-40% del trigo de Argentina se siembra en Pampa Húmeda, área donde el cultivo de maíz de segunda es factible (el restante 60% se lleva a cabo en zonas donde la alternativa vigente es solamente soja de segunda, sobre todo SE de Bs As). Esta campaña el cultivo de trigo mostró un crecimiento del orden del 24%, alcanzando los 3,4 millones de hectáreas, lo que habilita una mayor superficie para cultivos de segunda.

LOS BENEFICIOS DEL CULTIVO DE MAÍZ DE SEGUNDA SE PUEDEN AGRUPAR EN DOS GRANDES CATEGORÍAS

a. Beneficios agronómicos

  • Sustentabilidad del Sistema: La sustentabilidad de los sistemas agrícolas depende de un manejo global que permita un uso más eficiente de los recursos (agua, carbono, nutrientes), y que tienda a minimizar la degradación química, física y biológica del sistema. Incorporar gramíneas como el maíz a las rotaciones, favorece la sustentabilidad de los sistemas a través de elevados aportes de Materia Orgánica a los suelos, mejorando su balance de carbono, favoreciendo la extracción equilibrada de nutrientes, su estructura física y química, reduciendo los riesgos de degradación hídrica y eólica, la probabilidad de aparición de resistencia a malezas, y la incidencia de enfermedades y plagas.
  • Mayores Rindes del cultivo siguiente: Resulta evidente que la participación del maíz en la rotación de cultivos en siembra directa tiene un papel fundamental en el mantenimiento de las condiciones que permiten la máxima expresión del rendimiento de los cultivos que lo suceden. Se ha podido verificar que el aporte del maíz al rendimiento de la soja de primera siguiente es del 16%. Es decir que con la secuencia trigo / maíz de segunda – soja, junto con el efecto beneficioso del aporte del rastrojo de maíz, se podría lograr una mejora en los rendimientos de toda la rotación, con un menor tiempo de ocupación del lote.



  • Mayor estabilidad del sistema productivo: Las prácticas de manejo que permitan adelantar la desocupación del lote, y reducir la demora de la siembra del maíz de segunda constituirán estrategias convenientes cuando no existan limitantes hídricas (sequías estacionales) que condicionen dicha anticipación. Sin embargo, en relación con la soja, el cultivo de maíz es más estable en todas las fechas de siembra, reduciendo su potencial de rinde en menor medida que la soja a medida que la fecha de siembra se retrasa (Cuadro 2)

Cuadro 2: Rendimiento Relativo de Maíz y Soja en función de la fecha de siembra

b. Beneficios Económicos El maíz de segunda permite diversificar el riesgo climático y por ende riego económico. Los beneficios técnicos del maíz de segunda expuestos con anterioridad pueden materializarse fácilmente en los diferentes análisis económicos que se generan en el primer y segundo año agrícola.

  • EN MARGEN BRUTO ACTUAL - RENDIMIENTO DE MAIZ DE SEGUNDA vs SOJA DE SEGUNDA: Se estima que para la región Pampa Húmeda puede estimarse un Margen Bruto de 526 usd/ha para el maíz de segunda, otorgando al productor un beneficio 51% superior al de la soja de Segunda. La rentabilidad del cultivo tiene excelentes resultados a nivel retorno sobre la inversión, compitiendo a la par con la soja, incluso en campos alquilados.

Localidad de referencia: Venado Tuerto



  • EN EL MARGEN BRUTO EXTENDIDO EN EL TIEMPO: ROTACION BIANUAL Trigo / Maíz de Segunda – Soja de 1ra: Considerando que el motor del maíz en el contexto argentino es la rotación, es lógico analizar los resultados económico en un conjunto de rotación durante dos años o dos campañas agrícolas. Siguiendo el concepto de rotación de cultivos y asumiendo que el maíz genera beneficios adicionales de 16% más de rinde en promedio en la soja que se va a sembrar el año siguiente, la ecuación económica se inclina un 22% a favor del binomio Trigo/Maíz de Segunda – Soja de 1ra. 

  • MENOR RIESGO DE INVERSIÓN POR LA MAYOR ESTABILIDAD: La estabilidad en los rindes del maíz confirmada en los últimos años, aún en zonas menos tradicionales o con condiciones climáticas adversas, sobre todo si se lo compara con los rindes obtenidos en soja en las mismas zonas y condiciones, ofrecen al productor que elija sembrar maíz de segunda una importante estrategia para minimizar los riesgos de su inversión.
    Aprovechar el potencial de producción disponible, exige entender al maíz como un sistema que está conformado por genética elite, paquetes de eventos biotecnológicos acumulados y las prácticas agronómicas que requieren la correcta aplicación del Sistema RR (que contempla la aplicación de 1 Litro de Guardian y Atrazina en presiembra y la aplicación en postemergencia de 1,3 litros Ultramax), y de las adecuadas densidades de siembra. Este sistema es el que impulsa la maximización de la producción y le permite a la planta expresar su mayor potencial de rendimiento.

Acerca de Monsanto

Monsanto es líder global en la provisión de soluciones tecnológicas y productos agrícolas que mejoran la productividad agropecuaria y la calidad de los alimentos. El objetivo de Monsanto es permitir que pequeños y grandes agricultores produzcan más en sus tierras y al mismo tiempo conserven más los recursos naturales de nuestro planeta, tales como el agua y la energía.

Con más de 50 años en Argentina, la compañía reafirma el compromiso con el presente y futuro desarrollo del sector agropecuario del país, mediante la constante innovación en tecnologías, provisión de productos y servicios altamente diferenciales satisfaciendo las necesidades del productor agropecuario en todo el país.

Para saber más sobre nuestro negocio y nuestros compromisos, puede visitar: http://www.monsanto.com.ar